Luna Llena de Acuario, 28 de Enero de 2021

Luna Llena de Acuario, 28 de Enero de 2021

Ya ha empezado 2021, el año en el que los que aún creían poder volver a “lo de antes” habían puesto todas sus expectativas. Y ha empezado muy intenso y eléctrico tal y como auguraban todos los pronósticos. Durante todo el mes de Enero estamos bajo la energía de la conjunción Marte Urano que se intensifica en esta Luna Llena y aún nos llevará un poco más allá de estos días. Se podría decir que esta Luna viene enfadada, rebelde y dispuesta a romper y a huir de su propia seguridad dentro de una pandemia que lejos de mejorar se preveía, astrológicamente que empeoraría, al menos durante el primer trimestre del año.

A nivel colectivo esta Luna es ciertamente activadora de energías que podrían llegar a ser intensas y muy disruptivas. Hasta la tierra se mueve y se revoluciona. A nivel personal esta es una luna que nos puede llevar, entre otras cosas y dependiendo del lugar de la carta natal por el que transite a querer cambiar de casa, a renovar nuestro hogar a romper con algo del pasado, con una relación o a tener algún percance si no vamos con los cinco sentidos en el momento presente. Sea lo que sea, se manifieste de una forma u otra es importante profundizar en la simbología psicológica de esta luna para sacar el mejor provecho del momento que estamos viviendo.

Esta Luna es conocida como la Luna de la Luz por los indios Hopi que se muestran como grandes observadores y conocedores del firmamento. Y es que en el hemisferio norte esta Luna se encuentra en su punto más elevado. Además es la Luna Llena en el signo de Leo, el signo solar, el signo de pleno verano, como el que ahora mismo hay en el hemisferio Sur. A nivel simbólico es como si esta Luna hubiera intercambiado su posición con el Sol que, justo dentro de 6 meses estará donde está ahora la Luna. Y si la luz, el sol, el verano y el signo de Leo nos recuerdan el nacimiento del niño interior, de la luz personal y la autoconsciencia es porque realmente este es un momento para empezar a despertar de camino al cierre del ciclo astrológico que se acerca y que culminará en el Equinoccio de Primavera.

Podemos tener un accidente, cortarnos con un cuchillo, tirar los tabiques de casa o sentir una gran tensión nerviosa o sexual y quedarnos en la lectura externa de las energías lunares. Podemos alimentar la guerra, la rebelión contra lo que sea con tal de ejercer  nuestra “libertad”. O podemos aplicar el fuego de la creatividad, de la pasión, de la confianza, de la generosidad y de la vitalidad para seguir avanzando en este camino tan atípico que se inició en 2020. Ahora mismo corremos peligro de exagerar, de no medir los límites y de impulsarnos hacia aventuras de riesgo mal calculado. Ahora bien, existe esa libertad de no dejarnos arrastrar por lo colectivo aplicando todos nuestros recursos como meditar, reflexionar, respirar y romper con aquello que no me deja avanzar, crecer o evolucionar. Es el momento de dar un paso firme, de concretar ideas, de materializar soluciones a un nivel de individualidad suficiente como para que sea mío y lleve mi sello personal.

En todo este recorrido que aún nos espera el colectivo necesita genialidades e individualidades hacia un propósito de luz. Si vuelven las restricciones, el confinamiento y los cierres temporales es porque aún el viejo Saturno y el joven Júpiter van de la mano para retarnos a expandirnos a nivel interno dentro de los límites aparentes externos. Si fuera “no se puede” queda la conquista del territorio interior, el viaje hacia dentro, el encuentro con lo personal. El cielo muestra las señales, si forzamos el movimiento hacia fuera o nos entregamos hacia dentro depende única y exclusivamente de nosotres. De todos modos en dos días Mercurio estará retrógrado y dará inicio al primer movimiento de pronación del año. Estamos ante un movimiento sísmico colectivo y personal que está sacudiendo los cimientos de nuestra realidad, en el ámbito que sea y nos reta a que observemos cuáles son las estructuras sólidas que se sostienen y cuáles las que se siguen desmoronando. Esta Luna nos invita a brillar, desde nuestra creatividad, para inventar, con firmeza, el siguiente paso que vamos a dar.

RITUAL DE LUNA LLENA

Inventa hoy tu propio ritual, hazlo tuyo, déjate inspirar por la energía chamánica que llevas dentro. Como claves trata de hacerlo conectando con la idea de que la Naturaleza es el mejor bálsamo para estos días, ella es la gran equilibradora, quien puede hacerse cargo del exceso de energía que no puedes manejar y en el comienzo de un año lleno de posibilidades para ti.

Luna Llena de Escorpio, 31 de Octubre de 2020

Luna Llena de Escorpio, 31 de Octubre de 2020

Este sábado 31 de Octubre nos encontramos en el momento del ciclo de luna llena, el segundo de este mes de Octubre. Si bien el año tiene 12 meses y las constelaciones del zodiaco son también 12, las lunaciones son 13 por lo que cada año hay una doble luna llena en uno de los meses y también en uno de los signos del zodiaco. Si se da el caso que una de estas 13 lunas llenas ocurre entre el primer y segundo día de un mes, entonces tendremos la segunda dentro del mismo mes y se denominará Luna Azul. Ahora bien, la luna no cambiará de color y se verá como cada noche. Aso sí, será una miniluna ya que se encuentra en el punto más alejado de la tierra.

Esta luna nos empuja hasta el tramo final de un año que aún no ha terminado de decir su última palabra. Poco a poco nos acercamos al final del final del ciclo histórico que ha marcado este año y que marcará un antes y un después en nuestra historia. Los aspectos que se van a suceder en Noviembre son varios y de gran intensidad. Darían para varios artículos. Pero si este año nos ha recordado algo con sus cambios constantes es que nos toca ir poco a poco, paso a paso, día a día, así que esta noche me centraré en los aspectos de esta luna llena, en su simbología y en la energía con la que podemos conectar en los próximos días.

Podríamos sentir que se tambalea el suelo sobre el que nos encontramos, pero no para hacernos caer sino para mostrarnos el equilibrio del que somos capaces. En esta fase de la luna llena podemos llegar a conectar, a nivel individual, con la sensación de que aún podemos, entre todo el caos, poner orden en nuestro mundo emocional, liberar ataduras con el pasado, reinventarnos, hacernos más independientes y libres. Podemos conectar con una fuente infinita de recursos, con originalidad e independencia suficientes para seguir el camino hacia Ser nosotras mismas. Es posible que nos resulte más fácil dejar atrás viejos patrones, romper con aquello que nos parecía dar cierta seguridad pero que en realidad nos ataba y nos coartaba libertad. Necesitas ser sincera y honesta contigo misma.

Podrías sentir por dentro cierta inquietud, como que algo se va a caer y romper, como que algo está a punto de dar un salto al vacío, como que algo se resquebraja, como que no tienes tiempo que perder. Si te fijas bien y miras dentro podrías conectar con la idea de que lo que se está desmoronando es todo un sistema caduco de creencias que nos lleva hacia el abismo para que enfrentemos lo desconocido. En pleno transito del Sol por Escorpio esto hará que todo tipo de emociones como fatalidad, nerviosismo, enfado, incluso ansiedad aumenten la presión, si de una olla exprés se tratase. Enfrenta las emociones, ponles nombre y libéralas. El mundo está cambiando porque tú estás cambiando.

A nivel colectivo podrían darse en estos días algunas noticias que nos causen sorpresa, estupor, hasta algún tipo de shock. Puede que simplemente sean tantas las noticias y en tantas direcciones que no demos a basto para digerirlas. Al mismo tiempo nos esperan también posibles huelgas, protestas contra la represión o por la libertad, incluso algún tipo de seísmo físico, político, económico o social. Estamos en el centro de luchas de poder al precio que sea, con el riesgo de acciones violentas y con el impacto real de esta Pandemia en la economía aún por manifestarse. En este escenario las elecciones en Estados Unidos son uno de los focos primordiales. La Astrología predictiva basada en la carta natal de Trump me lleva a intuir que podría perder las elecciones pero que podría no querer dejar el poder bajo las sospechas de fraude electoral. En este caso en Febrero de 2021 sería el momento del cambio de poder definitivo. Pero con Trump lo habitual es lo impredecible, incluso ganar las elecciones contra todo pronóstico. En este caso, Febrero de 2021 sería, igualmente, un momento de cambio brusco para él. Al mismo tiempo estamos también ante logros significativos como el de Chile que ha elegido elaborar una nueva constitución después de mucha lucha, esfuerzo y determinación. Si tienes claro lo que quieres, tus metas, mantente firme.

Es momento de enfrentar las últimas cuestiones que han quedado pendientes antes del cierre final del ciclo. Todo lo que no se exponga ahora a la luz podría quedar enterrado durante la siguiente etapa así que Zeus realiza, en unos días, su último descenso al inframundo, para encontrarse con su hermano Hades y destapar todo aquello que aún quede por destapar, para enfrentar juntos a su padre, Cronos y establecer un cambio de poder, un nuevo orden mundial. Es por ello muy importante seguir mirando dentro, poner luz en nuestro interior para liberar lo que nos angustia, nos ata y nos encadena. Este es el momento de un gran salto cuántico a nivel psicológico individual sin dejar que lo que ocurre fuera nos distraiga o nos desvíe de nuestro destino personal. Veremos y sentiremos rabia, ira y frustración proyectadas al exterior, emociones sin resolver, por lo que sería muy interesante seguir en la introspección.

Con el empeoramiento de la situación en toda Europa, por ejemplo, la Pandemia también nos invita a seguir dentro, a no querer correr demasiado hacia fuera, a seguir reflexionando y sopesando quien nos dice qué y cómo, para contrastarlo con nuestra propia intuición, con nuestras propias sensaciones y con nuestro propio sentido de las cosas. Tú percibes mucho más, tu decides aunque sea en silencio, el camino personal sólo lo trazan tus propios pies. Nadie te marca el paso, las señales tan sólo te marcan el ritmo y la dirección. Déjate guiar por tu propia luz sin demasiado pesimismo, sin demasiado optimismo, en equilibrio, desde tu centro.

El mejor ritual que puedes realizar en estos dos días previos y posteriores a la luna llena es entrar en contacto con la Naturaleza. Ella es equilibrio y abundancia. Respírala, siéntela. Su poder es tu poder.

Luna Llena de Libra, 01 de Octubre de 2020

Luna Llena de Libra, 01 de Octubre de 2020

Hemos llegado a la Luna Llena con la que se inaugura el mes de Octubre. Esta Luna es la Luna Llena con el Sol en Libra y la Luna en Aries, el eje en el que lo individual no puede ir por libre, donde la capacidad de lucha debe incorporar un compromiso y donde lo acordado por dos no debe anular lo particular. Una luna llena potente que viene a poner luz en una noche densa e intensa. Estamos a punto de que los planetas Saturno y Plutón retornen a su fase directa lo que hará que la Gran Conjunción que ha marcado todo el año 2020 se acelere hasta su desenlace final, aproximadamente, hacia el 26 de Octubre.

A partir de ahora hasta final de mes los pensamientos recurrentes, negativos, auto-destructivos podrían intensificarse. Heridas emocionales profundas, el rechazo que sufrimos en el pasado, en la infancia, por los padres, en particular por la madre, o cualquier sentimiento de abandono, de inadecuación que hubiéramos podido tener se ha preparado para re-emerger a la superficie. Lo positivo es que los sentimientos son viejos conocidos pero vistos de nuevo, desde el prisma de la luz de esta luna, podrían cobrar un sentido diferente que podría impulsarnos a un nuevo lugar. Lo que te sobrevenga podría incluso ser simplemente algún tipo de prueba final para demostrar que recursos adquiridos durante todo este tiempo ahora funcionan de manera más natural y efectiva. Sin miedo y con asertividad podemos llegar a enfrentar pequeños conflictos y atajarlos en tiempo y modo equilibrados.

A nivel colectivo esta Luna Llena estará enfocada en hacer emerger algún tipo de herida colectiva de algún país o región que viene del pasado.  Como si de pronto, eso que ha estado ahí siempre ahora se viera con mayor claridad, como si el cristal por el que todos miramos fuera más translúcido que antes o estuviera más limpio. Si bien cualquier proceso de este tipo será doloroso buscará, igualmente la purificación y la sanación de todos. En algunos casos podría ser la resolución de un viejo conflicto entre tanto drama y despliegue de medios. Es obvio que la campaña electoral de EEUU es el eje central del planeta pero no ocultará otro tipo de cuestiones geopolíticas. Eso sí, tomará el escenario, será el centro de los focos y podríamos asistir a un baile de delitos, acusaciones y corrupciones más abrupto de lo normal, si cabe.

A nivel individual los sueños de estos días podrían estar más relacionados que de costumbre con la madre y con elementos maternales tales como el agua, la casa, la cocina, alimentos y todo tipo de cuestiones relacionadas con lo que nos hace sentir seguros y protegidos. Hay en el ambiente también una energía muy cálida que podría equilibrar la densidad de la noche, como un cierto valor y optimismo que nos podrían elevar si desplegamos las alas de la creencia que un futuro mejor es posible. Podría ser un buen momento para tomar algún paso decidido hacia algo valiente, podría incluso ser la Luna que nos traiga el fruto de alguna iniciativa que tomamos en su momento y que se manifiesta ahora. Lo valiente pudo ser físico o mental pero sobre todo pudo ser también a un nivel emocional.

El portal que se abre hoy es el de encontrar el valor de seguir adelante con el propósito que nace desde el corazón, sin tener miedo a que algo se rompa por el camino. Con fe, con confianza, con la creencia de que todo irá mejor y con la solidez que da el saber que, durante tiempo hemos podido reflexionar y conectar con lo que de verdad se halla contenido en nuestro interior. Si alguien aún busca culpables fuera, si alguien aún está en la espera del reconocimiento de los demás, si alguien está aún en la culpa y la queja, entonces, el viaje podría ser más caótico y doloroso.

RITUAL DE LUNA LLENA: sal una de estas noches de luna llena -hasta tres días después- a dar un paseo por la noche con el único propósito de caminar con los ojos bien abiertos. Cualquier detalle inesperado, nuevo o diferente será una señal para ti, el mensaje de esta Luna Llena. Centra tu atención, mientras caminas en aquello que tienes en mente, abre tu corazón y deja que la noche te hable. Busca, fluye y encuentra la señal que necesitas para seguir confiando en el camino a seguir.

 

Equinoccio Otoño-Primavera, 22 de Septiembre de 2020

Equinoccio Otoño-Primavera, 22 de Septiembre de 2020

Ha llegado el equinoccio de otoño en el hemisferio norte y de primavera en el hemisferio sur con la mitad de los planetas retrógrados. Llegamos hasta aquí habiendo vivido los dos tercios de este año 2020 con pruebas personales que han supuesto grandes envites a modificar estructuras de diversa índole en nuestra psicología personal. El equinoccio nos recibe y nos invita a adentrarnos en la dualidad simbólica del “siembra y cosecharás” de la primavera y el  otoño, para que evaluemos nuestros resultados y proyectemos nuestros nuevos deseos. 

Además de la Gran Conjunción que sigue condicionando nuestro mapa astrológico, hay cuatro aspectos en el cielo que podrían ser vitales en este inicio de nueva estación. Júpiter es un gran protagonista en este punto de la trama, junto a los Nodos, Venus y Marte. Nos movemos en un terreno de potencial de abundancia práctica, ambición enfocada, el logro tras el esfuerzo y la conquista callada pero constante. Estamos en un momento de mucha actividad y mucho movimiento. Les podemos preguntar a los profesores de los colegios que acaban de iniciar el curso escolar en medio de una pandemia. El impulso, el coraje y la iniciativa son parte de los ingredientes, tanto si es para planificar nuestra siembra en el hemisferio sur como si es para recolectar aquello que hemos cuidado con tanto esfuerzo durante todos estos meses en el hemisferio norte.

Hay un reclamo para expresar lo que está contenido a nivel emocional para que pueda concretarse en algo material y tangible, en algo productivo. A nivel colectivo podemos llegar a materializar aquello que nos acerque un poco más al futuro que anhelamos en todos los aspectos que tengan que ver con la cultura y el dinero, con lo que nos gusta y nos da placer, con lo que nos hace sentir atractivos y bellos. El aspecto económico podría pasar a primer plano a medida que el coronavirus pasa a formar parte de una normalidad menos amenazante.

Por último, el Equinoccio nos invita a reflexionar sobre el uso que hacemos de nuestra fuerza vital. No sólo cómo usamos nuestra energía sino hacia dónde la dirigimos. El bloqueo de energía al que ya nos enfrentamos en el confinamiento por la pandemia fue una muestra muy interesante de cómo reaccionamos cuando la energía se limita. Ahí tuvimos la oportunidad de aprender a redirigirla de manera creativa para no introvertirla en sentido destructivo.

El cielo envuelve en estos días, como en un sobre, todo tipo de noticias, de comunicados, de mensajes para que encuentres la inspiración y la motivación de seguir hacia adelante, para que conectes con todos esos recursos que has descubierto en tu despensa en la intensidad de los momentos más duros, para que negocies y llegues a acuerdos sobre todo lo que inicias con el otro y hace que con la suma de los demás llegues más lejos. Ahora es un gran momento en el que aquello que necesitas puede abrazarse con lo que de verdad quieres, y puedes encontrar el mejor camino para lograrlo. La chispa saltó, la llama está prendida. Es el momento de mantener el fuego acogedor de tu interior.

El 22 de septiembre se celebra en el mundo celta Mabon para honrar el cambio de estación y los regalos de la tierra. Es la segunda fiesta de la cosecha. En el hemisferio norte los campos están ya casi vacíos tras la recolecta. La luz cederá su lugar a la oscuridad, el frío se acerca y la tierra se prepara para dormir. En cualquier caso, estés donde estés, el día 22 es un día de celebración, de agradecimiento y de bendición. En este día podemos realizar algún tipo de ritual de agradecimiento, de preparación y de entrega a esta nueva fase del año en la que aún queda tiempo para culminar proyectos y propuestas. Elige la mejor manera de conectar con la tierra, ya que ella es quien se encarga de acoger la nueva semilla, de cuidarla, nutrirla y sostenerla hasta llegar al fruto final. Tú acompañas este proceso y para ti podría ser una oportunidad de reorientación y de sanación.

“Hoy la noche y el día se encuentran para convenir,
saben que hoy uno de los dos ha de partir.
No hay tiempo que perder. No es un día para discutir.
Hoy el día y la noche se juntan para repartir,
saben que nada es eterno, que todo es devenir.
No es tiempo de anteponer. No es un día para balbucir.”
Hoy la noche y el día se abrazan para despedir,
saben que hoy los dos han de cumplir.
Sólo hay tiempo de agradecer. Hoy es un día para sentir.”
Itziar Azkona

 

Luna Llena de Virgo, 01-02 de Septiembre de 2020

Luna Llena de Virgo, 01-02 de Septiembre de 2020

La Luna Llena de Septiembre, previa al Equinoccio, es la Luna de la Cosecha para los indígenas norteamericanos. Se relaciona con el momento de recoger los frutos del trabajo de todo el año. Si en el hemisferio norte se acerca el Equinoccio de Otoño en el Sur se dará el de Primavera con una Luna que llevará a una purificación de la Tierra a modo de preparación. Para todos esta Luna es, por naturaleza, Tierra y Agua ya que al mismo tiempo que el Sol está en el signo de Virgo la Luna está en el signo de Piscis. Sin embargo en esta ocasión estos dos elementos se intensifican con esta luna por la presencia de otros planetas en estos elementos.

De hecho, este día no hay ni un sólo planeta en el elemento Aire. En consecuencia, esta Luna llega bajo una tensión con gran potencial creador. El potencial creador del barro de dónde surge la humanidad, de lo que se manifiesta de manos del alfarero. El estímulo  de estos días de Luna Llena podría ser provocador e inspirador. Con ello se incrementa el potencial de logro y materialización.

LUNA DE TIERRA Y AGUA. LUNA DE BARRO

Esta Luna Llena nos baña en muchos lugares del mundo con su luz en la noche de esta Pandemia. Es un momento en que la mayoría tenemos que llevar la máscara como símbolo de esa personalidad que todos llevamos puesta y que no es para nada la esencia que somos en realidad. El ego, la persona, la máscara que, con matices de formas y colores, nos hace a todos iguales. Esa máscara que igualmente nos obliga a mirarnos a los ojos. Quizás el lugar donde reside el verdadero esplendor de nuestro ser interior. La máscara que esconde una parte de nuestro rostro, lo que nos obliga a desplegar otro tipo de sensores a la hora de reconocernos. La que incluso nos invita a expresar y a detectar emociones más allá de las facciones más visibles de la cara. Así llega una Luna Llena hipersensible que podría afectar seriamente a nuestra forma de comprender y de percibir nuestra realidad.

LUNA HIPERSENSIBLE, LUNA EMPÁTICA.  LUNA QUE CANALIZA

Si la mente se ralentiza de manera temporal y la máscara nos oculta la boca podría ser para que el resto del cuerpo despierte a absorber otro tipo de sensaciones. Esta Luna es hipersensible, delicada y hasta poética. A nivel colectivo podría llevarnos a querer hacer algo para ajustar la desigualdad mundial. Para aliviar el sufrimiento de otros o para identificar nuevas formas de cuidar y de proteger a los más vulnerables.

Este es un momento de gran empatía, el mejor para ponernos en el lugar del otro y aunque no entendamos bien sus motivos, al menos respetarlos. Esta Luna de Agua y Tierra podría actuar como el puerto en el que ansiamos atracar en busca de seguridad y de sosiego entre tanto oleaje de conflicto e incertidumbre. Al mismo tiempo podría ser el disparador de múltiples protestas y movimientos sociales que conectan en estos días con la desilusión y la desesperación. Como si buscarán alcanzar algún tipo de sueño o utopía.

De desilusiones va un poco el juego. Si la Luna es traicionera ésta lo es más. No porque con su luz ilumine la noche nos da más claridad. El mundo emocional estará muy activo en los días previos y posteriores. Por tanto es probable que nos cueste mantener la claridad y la perspectiva si de pronto algún conflicto nos asalta o si algún obstáculo nos cuestiona. Para ello lo mejor es no perder ni un segundo de lo que vivimos en el presente dejando estos días un poco de lado el pasado y el futuro. Como si una vez que hemos llegado a puerto tuviéramos que hacer una visita a lo que aquí dejamos antes de zarpar: asuntos que atender, tierras que arar o cosechas que recolectar.

LIMPIA, SUELTA, DESCARTA

El reto podría ser ver cómo curamos nuestras propias heridas antes de ir a salvar a los demás. O cómo cruzamos los puentes entre lo viejo que caduca y lo nuevo que nace sin quemarlos. O cómo caminamos hacia nuestro destino siendo diferentes dentro del sistema que nos da forma y nos sostiene. Los retos son múltiples y complejos. Se acerca el final de año con gran intensidad y aún varios retos por superar. Los momentos de reflexión y de conexión con tu cuerpo son ahora vitales. Recuerda conectar con lo que sientes, con lo que defiendes y, sobre todo, con quien eres y con cuánto te valoras.

Esta semana es también un buen momento para soltar, para despejar, para hacer limpieza, para separar lo que te aporta de lo que no. Siguen cayendo estructuras. No sólo de poder. También psicológicas y personales. Y este es un gran ejercicio porque quizás pediste algo a los duendes de tus deseos personales y ahora toca despejar el camino para que los logres. Pedimos inconscientemente. Pedimos a todas horas. Pedimos sin darnos cuenta que pedimos. Sin saber que estamos pidiendo. Pero pedimos. Y en el mismo momento que pedimos, lo que pedimos se nos concede. Y cuando empieza a cambiar nuestra realidad nos resistimos. Nos quejamos sin ser conscientes de que lo que se está moviendo es justo aquello que hace que nos acerquemos un poco más a lo que pedimos.

RITUAL 

RITUAL DE LUNA LLENA: escucha música relajante, date un baño de sales o disfruta de la naturaleza. Medita bajo la sombra de un árbol, camina descalza sobre la tierra, la arena de la playa o la hierba de un parque o un jardín. Come sano y ligero al menos durante el día de la Luna o haz un ayuno si te mueve. Escribe sobre quien eres y lo que has materializado durante este año. Describe tus logros, aquello sobre lo que ahora mismo te sientes orgullosa. Haz todo aquello que te conecte con tu cuerpo, con el aquí y el ahora. Deshazte también de algo que ya no te sirve, una cosa, una idea, un sentimiento. Al menos una.

ANOTA TUS SUEÑOS DE LUNA LLENA

Como siempre, anota los sueños que recuerdes. Recuerda que los sueños son muy efímeros. Aunque a veces nos dejan una impresión clara al despertar a medida que pasan las horas los detalles se pierden. Los sueños de las noches de Luna Llena suelen ser más intensos y en esta Luna mucho más. Si los escribes podrás releerlos más adelante, en unas semanas, cuando el mensaje podría parecer mucho más significativo. 

Luna Llena de Leo, 03 de Agosto de 2020

Luna Llena de Leo, 03 de Agosto de 2020

Estamos ya bajo los influjos de la Luna Llena de Agosto, la Luna llena de Leo que transita por el signo de Acuario. No importa que estemos trabajando o disfrutando de unas pequeñas vacaciones, esta Luna nos va a sacudir, de una manera o de otra a todos. El 3 de Agosto no hay ni un sólo planeta de nuestro sistema solar que no esté enfrentado a otro. Todos los planetas tienen algún tipo de objetivo o de intención diferente a alguno de sus vecinos. Por lo tanto, la tensión está servida y con ella el reto de generar un mejor entendimiento con nosotras mismas y con nuestro entorno, en especial amigos, pareja y familia.

Esta Luna Llena recibe diversos nombres por parte de los nativos americanos. Uno de esos nombres es el de Luna del Esturión debido a que estas fechas eran, para ellos, las idóneas para su pesca y captura. El esturión es un pez que vive la mayor parte del tiempo en el mar pero que se reproduce en agua dulce al igual que algunas especies del salmón. No tiene escamas, puede alcanzar los 5 metros de largo y es muy longevo. Un pez majestuoso como dijera en su día San Juan de la Cruz a la vez que muy raro ya en algunas zonas de Europa.

Esta Luna Llena es también la Luna que ilumina el cielo en la época de las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo. Los meteoros que se pueden ver en el cielo desde finales de Julio durante todo Agosto aunque los días de más actividad de las estrellas fugaces son del 11 al 13 de este mes. En ese momento la Luna estará en su fase de cuarto decreciente lo que permitirá disfrutar mucho más de este fenómeno si el tiempo acompaña y los cielos están despejados ya que la noche estará un poco más oscura.

No es del todo fácil hacer una previsión certera de lo que puede ocurrir entorno a estos días porque la sorpresa es el plato fuerte. Se prevén cambios bruscos, giros inesperados. Como la veleta, que sabe que va a girar pero nunca sabe a ciencia cierta en qué dirección. Además, el pronóstico apunta en dos direcciones contrarias: la de la guerra y la de la paz. Podría decir entonces que se darán las dos y me guardo las espaldas. Sin embargo me parece más interesante contemplar un posible escenario en el que la fuerza, el valor y la capacidad de lucha se enfoquen en combatir las malas noticias, los desastres financieros, los bulos insostenibles y las exageraciones en la comunicación con el propósito de sacar a la luz lo que parecía muerto y resulta que sólo estaba enterrado. Desde este lugar podríamos ser como el gallo encima de la veleta que no lucha contra el viento ni pelea contra la tormenta sino que se convierte en el eje, en el centro y se deja llevar con cada vuelta de la vida. Con seguridad, con la certeza que le da conocer su propósito: indicar la dirección del viento.

A nivel personal esta Luna llena señala un momento de pruebas de inseguridad, de incertidumbre y de inestabilidad. Cualquier dificultad de adaptabilidad podría quedar al descubierto y podrían darse separaciones y rupturas con lo que impide que seamos libres, únicas, auténticas. Es un momento también óptimo para liberar toda la rabia que se ha acumulado con cada momento en que no hemos luchado por lo que queríamos por miedo teniendo en cuenta que el reto es enfrentar todo ello buscando la verdad y no la venganza. Ahora es un momento muy positivo para desplegar toda la fuerza interior de la que somos capaces. Es una luna que simbólicamente puede favorecer la creatividad y el entusiasmo. Las pruebas son continuas, y para todas, lo que nos invita a desplegar toda la fuerza de la que somos capaces para lograr sobrevivir en el nivel físico o emocional que nos haya tocado. Puede ser que necesites superar una enfermedad, o sostener un negocio y seguir adelante sin algún ser querido. O puede que necesites reivindicarte un poco más y confiar plenamente en quien eres y lo que quieres. Ahora es el momento de actuar con un propósito claro, sin miedo, con determinación y buscando formas nuevas de comunicación, de entendimiento y de superación.

A nivel global las ansias de libertad y el grado de rebeldía están en niveles muy altos y como el enfoque está en la comunicación pues estamos en plena guerra abierta entre los líderes nacionales y las Redes Sociales. Estamos bajo una Luna llena de confusión bajo la que todo intento de ejercer orden, control y manipulación sin un sentido ético, sin una lógica seria y sin una propuesta sólida podría desmoronarse como un castillo de arena ante el poder, la creatividad y la necesidad de auto expresión de cada una de nosotras. Estamos ante una nueva obra de teatro en la que los distintos actores nos contarán sus versiones sobre las bondades y maldades de las Redes Sociales. Para unos seguirá siendo el medio de mantener el pensamiento único en defensa de la seguridad. Para otros tratará de ser el medio de atacar, derrocar y desestabilizar. Y en medio estará la libertad de expresión procurando no perderse entre las balas de confusión que vuelan por encima de su cabeza.

Si alguna luna puede, a nivel simbólico, guardar la calma, ser objetiva y no perder la perspectiva esa es la Luna en Acuario. Ella podría ser capaz de darnos el impulso que necesitamos para volar y atravesar con sabiduría las corrientes de aire de estos días. Acabamos de empezar este ciclo en el que vamos a aprender a adaptarnos mejor a nuestro entorno y para ello debemos abrir aún un poco más nuestra mentalidad, debemos renovar nuestras ideas y sobre todo la forma en que nos expresamos. Es momento de empezar a poner más atención en la calidad de nuestros pensamientos y en la intención inconsciente de nuestras palabras. A menudo nos perdemos en nuestra fantasía, en nuestra propia idea del mundo, en nuestra mentira, en nuestra historia de vida. Hasta el punto en que podemos llegar a luchar por ideales y principios que no nos pertenecen. Nos toca vigilar-nos más a nosotras mismas antes que vigilar a los demás.

RITUAL DE LUNA LLENA: medita, contempla las estrellas y haz algo atrevido, original y rompedor. La Luna llena es, de por si, una fase del ciclo lunar que favorece la meditación. Ahora bien, en estos días es aún más recomendable. Por un lado porque podría ser necesario calmar el exceso de impulsividad y los niveles de conflicto que pueden aflorar. Por otro lado porque podría dar mucha claridad a los retos que se nos están planteando. También como medio para desconectar de la confusión global y conectar con la verdad interna, la que de verdad cuenta. Es el momento de atrevernos, de iniciar, de ser originales, de jugar, de buscar propuestas divertidas, atrevidas, imaginativas. Seguro que con esta Luna llena cometemos algún que otro error, nos despistamos o nos dejamos algún detalle importante por el camino pero se trata de seguir nuestro impulso y nuestra voz interior.

“Descansa bajo el silencio de la noche
pero despereza con el primer rayo de sol
hay una voz que te habla y te dice:
¡levanta, camina, avanza, mueve tu corazón!
Refugia bajo el velo de la noche
pero despierta con el primer rayo de sol
hay una voz que te susurra y te dice:
¡lucha, grita, desafía, abre tu corazón”

Quizás, como la hembra del esturión, podamos, en estos días, romper aguas y dar a luz a un nuevo enfoque sobre como llegar a conectar con nuestra propia verdad, sin dejarnos influir por nuestro entorno. Y sin violencia ni agresividad, sino desde el acuerdo y la negociación.