La órbita o camino que recorre la luna alrededor de la tierra es elíptica, es decir que no es del todo circular, sino más bien en forma de huevo de tal manera que tiene un punto en el que está más cerca de la tierra y otro en el que está más alejada. Cuando está más cerca se dice que la luna está en el perigeo y cuando está más lejos está en el apogeo. Así cuando la luna llena está en el perigeo se denomina Super Luna porque al estar más cerca de la tierra se ve un poco más grande y bastante más brillante.

En este momento, no hay acuerdo sobre si la luna llena de hoy es una Super Luna o no. Esta duda es lo que a mi me ha llevado a investigar de más cerca qué es exactamente una Super Luna para encontrarme conectando con la energía mental e intelectual de esta luna llena en Libra, el signo del equilibrio y la igualdad pero cuya sombra puede ser oscura y manipuladora.

La primera luna llena de la nueva estación viene asociada a aspectos positivos, para variar. Sobre todo para favorecer la comunicación, el estudio y las relaciones sociales. Pero con la sombra de lo que todo esto podría desvelar. Si por un lado estamos deseando reencontrarnos y reequilibrarnos con paisajes nuevos más allá de las cuatro mismas esquinas de nuestro barrio, el riesgo de encontrarnos y conectarnos no parecen muy halagüeños. Así una luna que busca la paz y la armonía podría verse retada a conectar con ello a través de mejorar el encuentro con el conflicto y el lado menos amable de la vida. 

La luna llena de hoy es una punta de lanza que nos indica el mejor camino para lograr lo que nos propongamos siempre y cuando no nos escondamos detrás de un disfraz de “quedar bien” o “todo vale”. En la pasividad innata de esta luna subyacen las ganas de seguir luchando por nuestras metas y objetivos sin comprometer nuestro equilibrio y sin idealizar el mundo ni las relaciones personales. Nada vendrá sólo ni por el aire si no accionamos la parte que nos corresponde.

La luna llena de hoy es también un impulso para enriquecernos a nivel intelectual así que os comparto el último estudio sobre la luna llena del que debatimos en el último taller de sueños, el estudio que ha demostrado que en los días de luna llena dormimos menos horas.

El pasado 27 de enero se publicaron los resultados de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Washington en la que se monitorizaron las horas de sueños, durante dos lunaciones (60 días o dos fases lunares completas) de sujetos indígenas que viven sin electricidad, de sujetos del ámbito semi rural y de estudiantes que viven en Seattle. Los tres grupos mostraron alteraciones en el sueño entre 3 y 5 días antes de la luna llena. Si bien es de esperar que en las zonas sin electricidad las noches de luna llena alarguen las horas de luz y por tanto influyan en la actividad de una comunidad sorprende encontrarse en una zona como Seattle donde los monitorizados no tienen ni porqué saber cuándo es luna llena.

Aunque los resultados rivalizan con otros realizados anteriormente este estudio es concluyente: entre 3 y 5 días antes de la luna llena dormimos menos. Después de la luna llena todo vuelve a la normalidad. Así que ya sabes, no te fuerces a querer dormir igual que otras noches cuando se acerca a luna llena, entrégate al ciclo natural de tu cuerpo, respeta ese ritmo y concédete unas horas más de conexión y de meditación con tu mundo interior. La luna representa nuestras emociones, nuestro sentido de seguridad y permanencia, nuestro mundo interior, por tanto si el Sol ilumina de frente a esa luna y nos concede más horas despiertas es porque nos pide mas consciencia para esos días sobre nuestras emociones, sobre nuestras necesidades.

Y como estamos en la luna llena del amor, de la amistad y de la presencia del otro como el espejo en el que me veo reflejada os propongo el siguiente ritual de luna llena tanto para hacer en pareja como en soledad. Tú elijes!

RITUAL DE LUNA LLENA: mírate hoy en el espejo, de cuerpo entero si puede ser, y con poca o ninguna ropa. Mírate hoy en el espejo tal y como eres. En un primer momento pensarás en las 5 cosas que últimamente más te han molestado de otra persona y tratarás de verlas en tu espejo, en ti. En segundo lugar pensarás en las 5 cosas que más te han gustado últimamente de otra persona y tratarás de verlas en tu espejo, de nuevo en ti. Antes de terminar, agradece al espejo la imagen que te devuelve de ti. Y si quieres hacer este ejercicio en pareja, adelante. Podéis miraros les dos en el espejo y hablar de las 5 cosas que veis en ella que también ves en ti. Al mismo tiempo que ella habla de las 5 cosas que ve en ti que también ve en ella.