Luna Llena de Virgo, 01-02 de Septiembre de 2020

Luna Llena de Virgo, 01-02 de Septiembre de 2020

La Luna Llena de Septiembre, previa al Equinoccio, es la Luna de la Cosecha para los indígenas norteamericanos. Se relaciona con el momento de recoger los frutos del trabajo de todo el año. Si en el hemisferio norte se acerca el Equinoccio de Otoño en el Sur se dará el de Primavera con una Luna que llevará a una purificación de la Tierra a modo de preparación. Para todos esta Luna es, por naturaleza, Tierra y Agua ya que al mismo tiempo que el Sol está en el signo de Virgo la Luna está en el signo de Piscis. Sin embargo en esta ocasión estos dos elementos se intensifican con esta luna por la presencia de otros planetas en estos elementos.

De hecho, este día no hay ni un sólo planeta en el elemento Aire. En consecuencia, esta Luna llega bajo una tensión con gran potencial creador. El potencial creador del barro de dónde surge la humanidad, de lo que se manifiesta de manos del alfarero. El estímulo  de estos días de Luna Llena podría ser provocador e inspirador. Con ello se incrementa el potencial de logro y materialización.

LUNA DE TIERRA Y AGUA. LUNA DE BARRO

Esta Luna Llena nos baña en muchos lugares del mundo con su luz en la noche de esta Pandemia. Es un momento en que la mayoría tenemos que llevar la máscara como símbolo de esa personalidad que todos llevamos puesta y que no es para nada la esencia que somos en realidad. El ego, la persona, la máscara que, con matices de formas y colores, nos hace a todos iguales. Esa máscara que igualmente nos obliga a mirarnos a los ojos. Quizás el lugar donde reside el verdadero esplendor de nuestro ser interior. La máscara que esconde una parte de nuestro rostro, lo que nos obliga a desplegar otro tipo de sensores a la hora de reconocernos. La que incluso nos invita a expresar y a detectar emociones más allá de las facciones más visibles de la cara. Así llega una Luna Llena hipersensible que podría afectar seriamente a nuestra forma de comprender y de percibir nuestra realidad.

LUNA HIPERSENSIBLE, LUNA EMPÁTICA.  LUNA QUE CANALIZA

Si la mente se ralentiza de manera temporal y la máscara nos oculta la boca podría ser para que el resto del cuerpo despierte a absorber otro tipo de sensaciones. Esta Luna es hipersensible, delicada y hasta poética. A nivel colectivo podría llevarnos a querer hacer algo para ajustar la desigualdad mundial. Para aliviar el sufrimiento de otros o para identificar nuevas formas de cuidar y de proteger a los más vulnerables.

Este es un momento de gran empatía, el mejor para ponernos en el lugar del otro y aunque no entendamos bien sus motivos, al menos respetarlos. Esta Luna de Agua y Tierra podría actuar como el puerto en el que ansiamos atracar en busca de seguridad y de sosiego entre tanto oleaje de conflicto e incertidumbre. Al mismo tiempo podría ser el disparador de múltiples protestas y movimientos sociales que conectan en estos días con la desilusión y la desesperación. Como si buscarán alcanzar algún tipo de sueño o utopía.

De desilusiones va un poco el juego. Si la Luna es traicionera ésta lo es más. No porque con su luz ilumine la noche nos da más claridad. El mundo emocional estará muy activo en los días previos y posteriores. Por tanto es probable que nos cueste mantener la claridad y la perspectiva si de pronto algún conflicto nos asalta o si algún obstáculo nos cuestiona. Para ello lo mejor es no perder ni un segundo de lo que vivimos en el presente dejando estos días un poco de lado el pasado y el futuro. Como si una vez que hemos llegado a puerto tuviéramos que hacer una visita a lo que aquí dejamos antes de zarpar: asuntos que atender, tierras que arar o cosechas que recolectar.

LIMPIA, SUELTA, DESCARTA

El reto podría ser ver cómo curamos nuestras propias heridas antes de ir a salvar a los demás. O cómo cruzamos los puentes entre lo viejo que caduca y lo nuevo que nace sin quemarlos. O cómo caminamos hacia nuestro destino siendo diferentes dentro del sistema que nos da forma y nos sostiene. Los retos son múltiples y complejos. Se acerca el final de año con gran intensidad y aún varios retos por superar. Los momentos de reflexión y de conexión con tu cuerpo son ahora vitales. Recuerda conectar con lo que sientes, con lo que defiendes y, sobre todo, con quien eres y con cuánto te valoras.

Esta semana es también un buen momento para soltar, para despejar, para hacer limpieza, para separar lo que te aporta de lo que no. Siguen cayendo estructuras. No sólo de poder. También psicológicas y personales. Y este es un gran ejercicio porque quizás pediste algo a los duendes de tus deseos personales y ahora toca despejar el camino para que los logres. Pedimos inconscientemente. Pedimos a todas horas. Pedimos sin darnos cuenta que pedimos. Sin saber que estamos pidiendo. Pero pedimos. Y en el mismo momento que pedimos, lo que pedimos se nos concede. Y cuando empieza a cambiar nuestra realidad nos resistimos. Nos quejamos sin ser conscientes de que lo que se está moviendo es justo aquello que hace que nos acerquemos un poco más a lo que pedimos.

RITUAL 

RITUAL DE LUNA LLENA: escucha música relajante, date un baño de sales o disfruta de la naturaleza. Medita bajo la sombra de un árbol, camina descalza sobre la tierra, la arena de la playa o la hierba de un parque o un jardín. Come sano y ligero al menos durante el día de la Luna o haz un ayuno si te mueve. Escribe sobre quien eres y lo que has materializado durante este año. Describe tus logros, aquello sobre lo que ahora mismo te sientes orgullosa. Haz todo aquello que te conecte con tu cuerpo, con el aquí y el ahora. Deshazte también de algo que ya no te sirve, una cosa, una idea, un sentimiento. Al menos una.

ANOTA TUS SUEÑOS DE LUNA LLENA

Como siempre, anota los sueños que recuerdes. Recuerda que los sueños son muy efímeros. Aunque a veces nos dejan una impresión clara al despertar a medida que pasan las horas los detalles se pierden. Los sueños de las noches de Luna Llena suelen ser más intensos y en esta Luna mucho más. Si los escribes podrás releerlos más adelante, en unas semanas, cuando el mensaje podría parecer mucho más significativo. 

Dormir junt@s, soñar en pareja

Dormir junt@s, soñar en pareja

……

“Urawayra se despertó con un sueño muy vívido. En el sueño, su pareja, a quien había conocido hacía ya unos meses, conversaba y estaba en compañía con una mujer alta, pelirroja, de pelo rizado. En un momento del sueño su pareja y la mujer pelirroja se besaban. Fuera del sueño, aquella mañana en que Urawayra despertó con ese sueño, su pareja dormía a su lado y al despertar un poco después comentó que acababa de tener un sueño. Urawayra, escuchaba muy atenta, sin decir nada. Su pareja relataba cómo esa noche había soñado con una mujer con la que conversaba y con la que se besaba. Su pareja compartió el sueño con ella, de la manera más inocente, sin dar importancia a que esa noche había soñado con otra mujer. Urawayra sintió entonces, en lo más profundo, que el sueño que le contaba era el mismo que ella había tenido. Lo sintió a nivel interno, como una punzada en el estómago. Entonces, sin decir nada más, pregunto: ¿y cómo era la mujer con la que has soñado? La respuesta fue: “alta, pelirroja, de pelo rizado”. Urawayra visualizaba su propio sueño al tiempo que escuchaba pronunciar aquellas palabras. La intuición se convirtió en certeza: habían tenido el mismo sueño. En aquel momento Urawayra no sabía mucho de sueños pero grabó aquella experiencia para siempre. En ella despertó la curiosidad que marcó todo un camino de investigación del mundo de los sueños.”

Un estudio reciente publicado en la revista Frontiers in Psychiatry sobre los efectos en el sueño de dormir en pareja ha concluido que cuando una pareja comparte cama para dormir las fases REM de los dos sujetos se amplían, se estabilizan y se acompasan. Es decir que dos personas que duermen juntas modifican la estructura de su sueño para armonizarla y sincronizarla. Evidentemente el estudio no habla del contenido de los sueños sino que se centra exclusivamente en la estructura del sueño. El estudio incluye el análisis de la calidad de la relación de las parejas con fines estadísticos además del estudio de los parámetros cerebrales durante el sueño mientras la pareja duerme separada y mientras duerme junta. El estudio parece indicar que no hay modificaciones significativas ni en la duración ni en la calidad del dormir cuando se hace en pareja o de manera individual. 

Donde sí ha encontrado diferencias entre dormir juntos o separados es en una de las fases del sueño. Muestra cómo la fase de sueño profundo, la fase REM, se fragmenta menos cuando los individuos del estudio duermen juntos. De tal manera que esta fase se alarga, dura más, es más estable, se interrumpe menos. El estudio tampoco observa cambios en el resto de fases del ciclo del sueño. Apunta incluso que este cambio en la duración de la fase REM del sueño ocurre independientemente de la calidad de la relación personal de la pareja. Por último se explica cómo la sincronización de las fases REM aumenta de manera significativa cuando los dos miembros de la pareja duermen juntos.

Aunque el estudio cuenta y reconoce ciertas limitaciones es un acercamiento más al estudio del dormir y de las fases del sueño cuando es compartido. En el futuro se necesitarán estudios con muestras más amplias, con más tipos de relaciones de parejas y quizás con tests de dormir en un medio más natural y no en laboratorio. Podrían incluso comenzar a hacer estudios también sobre el contenido de los sueños en pareja.

Desde mi experiencia personal y profesional puedo afirmar que dos personas pueden “estar dentro de un mismo sueño” al mismo tiempo o en momentos diferentes e Independientemente de si duermen juntas o no. No puedo afirmar si es muy habitual o poco habitual puesto que no he realizado una estadística. Lo que sí es un hecho constatable es que han sido varias las ocasiones en las que dos personas diferentes me han relatado el mismo sueño sin saberlo entre ellas de antemano.

……

“Hacia varios años ya de aquel sueño de Urawayra con la mujer alta, pelirroja, de pelo rizado que besaba a su pareja. Pasado ese tiempo ya habían roto. La relación se quedó por el camino. A pesar de la ruptura aún quedaban lazos en común ya que una cosa es terminar una relación y otra muy diferente liquidarla. Urawayra estaba aquél día en la otra punta del mundo, de viaje con su familia. Aquella mañana se despertó sudando y con la imagen clara de un sueño en el que de nuevo alguien muy especial para ella se besaba, de nuevo, con su ahora ex pareja. Para entonces Urawayra ya conocía mucho más del mundo de los sueños y sabía que aquel beso simbolizaba una traición. Algo que confirmaría al regresar de su viaje. No le importaba no haberlo sabido desde el principio. Si hubiera sido así, su vida hubiera sido muy diferente y nunca hubiera llegado a saber tanto del mundo de los sueños y de lo importantes que son para su vida. Ahora Urawayra se apoyaba en sus sueños, sabía interpretarlos y seguía fielmente sus señales. Por supuesto que le llevó tiempo y esfuerzo estudiarlos. Al principio no lograba encajar las piezas por muchos diccionarios de sueños que leyera… pero entonces encontró a un maestro que le guió en su aprendizaje, un viejo Chamán.”

*Este relato está basado en hechos reales.

Luna Llena de Leo, 03 de Agosto de 2020

Luna Llena de Leo, 03 de Agosto de 2020

Estamos ya bajo los influjos de la Luna Llena de Agosto, la Luna llena de Leo que transita por el signo de Acuario. No importa que estemos trabajando o disfrutando de unas pequeñas vacaciones, esta Luna nos va a sacudir, de una manera o de otra a todos. El 3 de Agosto no hay ni un sólo planeta de nuestro sistema solar que no esté enfrentado a otro. Todos los planetas tienen algún tipo de objetivo o de intención diferente a alguno de sus vecinos. Por lo tanto, la tensión está servida y con ella el reto de generar un mejor entendimiento con nosotras mismas y con nuestro entorno, en especial amigos, pareja y familia.

Esta Luna Llena recibe diversos nombres por parte de los nativos americanos. Uno de esos nombres es el de Luna del Esturión debido a que estas fechas eran, para ellos, las idóneas para su pesca y captura. El esturión es un pez que vive la mayor parte del tiempo en el mar pero que se reproduce en agua dulce al igual que algunas especies del salmón. No tiene escamas, puede alcanzar los 5 metros de largo y es muy longevo. Un pez majestuoso como dijera en su día San Juan de la Cruz a la vez que muy raro ya en algunas zonas de Europa.

Esta Luna Llena es también la Luna que ilumina el cielo en la época de las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo. Los meteoros que se pueden ver en el cielo desde finales de Julio durante todo Agosto aunque los días de más actividad de las estrellas fugaces son del 11 al 13 de este mes. En ese momento la Luna estará en su fase de cuarto decreciente lo que permitirá disfrutar mucho más de este fenómeno si el tiempo acompaña y los cielos están despejados ya que la noche estará un poco más oscura.

No es del todo fácil hacer una previsión certera de lo que puede ocurrir entorno a estos días porque la sorpresa es el plato fuerte. Se prevén cambios bruscos, giros inesperados. Como la veleta, que sabe que va a girar pero nunca sabe a ciencia cierta en qué dirección. Además, el pronóstico apunta en dos direcciones contrarias: la de la guerra y la de la paz. Podría decir entonces que se darán las dos y me guardo las espaldas. Sin embargo me parece más interesante contemplar un posible escenario en el que la fuerza, el valor y la capacidad de lucha se enfoquen en combatir las malas noticias, los desastres financieros, los bulos insostenibles y las exageraciones en la comunicación con el propósito de sacar a la luz lo que parecía muerto y resulta que sólo estaba enterrado. Desde este lugar podríamos ser como el gallo encima de la veleta que no lucha contra el viento ni pelea contra la tormenta sino que se convierte en el eje, en el centro y se deja llevar con cada vuelta de la vida. Con seguridad, con la certeza que le da conocer su propósito: indicar la dirección del viento.

A nivel personal esta Luna llena señala un momento de pruebas de inseguridad, de incertidumbre y de inestabilidad. Cualquier dificultad de adaptabilidad podría quedar al descubierto y podrían darse separaciones y rupturas con lo que impide que seamos libres, únicas, auténticas. Es un momento también óptimo para liberar toda la rabia que se ha acumulado con cada momento en que no hemos luchado por lo que queríamos por miedo teniendo en cuenta que el reto es enfrentar todo ello buscando la verdad y no la venganza. Ahora es un momento muy positivo para desplegar toda la fuerza interior de la que somos capaces. Es una luna que simbólicamente puede favorecer la creatividad y el entusiasmo. Las pruebas son continuas, y para todas, lo que nos invita a desplegar toda la fuerza de la que somos capaces para lograr sobrevivir en el nivel físico o emocional que nos haya tocado. Puede ser que necesites superar una enfermedad, o sostener un negocio y seguir adelante sin algún ser querido. O puede que necesites reivindicarte un poco más y confiar plenamente en quien eres y lo que quieres. Ahora es el momento de actuar con un propósito claro, sin miedo, con determinación y buscando formas nuevas de comunicación, de entendimiento y de superación.

A nivel global las ansias de libertad y el grado de rebeldía están en niveles muy altos y como el enfoque está en la comunicación pues estamos en plena guerra abierta entre los líderes nacionales y las Redes Sociales. Estamos bajo una Luna llena de confusión bajo la que todo intento de ejercer orden, control y manipulación sin un sentido ético, sin una lógica seria y sin una propuesta sólida podría desmoronarse como un castillo de arena ante el poder, la creatividad y la necesidad de auto expresión de cada una de nosotras. Estamos ante una nueva obra de teatro en la que los distintos actores nos contarán sus versiones sobre las bondades y maldades de las Redes Sociales. Para unos seguirá siendo el medio de mantener el pensamiento único en defensa de la seguridad. Para otros tratará de ser el medio de atacar, derrocar y desestabilizar. Y en medio estará la libertad de expresión procurando no perderse entre las balas de confusión que vuelan por encima de su cabeza.

Si alguna luna puede, a nivel simbólico, guardar la calma, ser objetiva y no perder la perspectiva esa es la Luna en Acuario. Ella podría ser capaz de darnos el impulso que necesitamos para volar y atravesar con sabiduría las corrientes de aire de estos días. Acabamos de empezar este ciclo en el que vamos a aprender a adaptarnos mejor a nuestro entorno y para ello debemos abrir aún un poco más nuestra mentalidad, debemos renovar nuestras ideas y sobre todo la forma en que nos expresamos. Es momento de empezar a poner más atención en la calidad de nuestros pensamientos y en la intención inconsciente de nuestras palabras. A menudo nos perdemos en nuestra fantasía, en nuestra propia idea del mundo, en nuestra mentira, en nuestra historia de vida. Hasta el punto en que podemos llegar a luchar por ideales y principios que no nos pertenecen. Nos toca vigilar-nos más a nosotras mismas antes que vigilar a los demás.

RITUAL DE LUNA LLENA: medita, contempla las estrellas y haz algo atrevido, original y rompedor. La Luna llena es, de por si, una fase del ciclo lunar que favorece la meditación. Ahora bien, en estos días es aún más recomendable. Por un lado porque podría ser necesario calmar el exceso de impulsividad y los niveles de conflicto que pueden aflorar. Por otro lado porque podría dar mucha claridad a los retos que se nos están planteando. También como medio para desconectar de la confusión global y conectar con la verdad interna, la que de verdad cuenta. Es el momento de atrevernos, de iniciar, de ser originales, de jugar, de buscar propuestas divertidas, atrevidas, imaginativas. Seguro que con esta Luna llena cometemos algún que otro error, nos despistamos o nos dejamos algún detalle importante por el camino pero se trata de seguir nuestro impulso y nuestra voz interior.

“Descansa bajo el silencio de la noche
pero despereza con el primer rayo de sol
hay una voz que te habla y te dice:
¡levanta, camina, avanza, mueve tu corazón!
Refugia bajo el velo de la noche
pero despierta con el primer rayo de sol
hay una voz que te susurra y te dice:
¡lucha, grita, desafía, abre tu corazón”

Quizás, como la hembra del esturión, podamos, en estos días, romper aguas y dar a luz a un nuevo enfoque sobre como llegar a conectar con nuestra propia verdad, sin dejarnos influir por nuestro entorno. Y sin violencia ni agresividad, sino desde el acuerdo y la negociación.

Eclipse de Luna Llena, 4-5 de Julio de 2020

Eclipse de Luna Llena, 4-5 de Julio de 2020

Hemos llegado al tercer eclipse en un mes tras el Eclipse de Luna Llena del 5 de Junio y el Eclipse de Sol del 21. Hemos superado un tiempo complejo entre eclipses. Hemos llegado hasta el altar de este otro que será el último en el eje de los signos de Cáncer y Capricornio iniciado en 2018. Si algo debe culminar, concluir o ser revisado entorno a temas de trabajo y de familia, en temas de seguridad y de poder ahora es el momento. Nos encontramos más o menos hacia el ecuador de este año 2020 que ya se sabía  que iba a ser generador de grandes cambios, cambios de esos que nos enfrentan a eventos complejos e intensos, sin vuelta atrás. Como lo que siempre pasa cuando toca despertar a un nuevo nivel de consciencia, a nuevas verdades, a un nuevo impulso de progreso. En este proceso están implícitos los imprevistos no deseados, alguna pérdida y cierto descontrol e incertidumbre. Justo lo que necesitas para prestar más atención porque hay algo de debes descubrir, una necesidad de inspirarte y elevarte, un deseo de algo nuevo a lo que abrir la puerta y las ventanas de tu casa. Es ese momento vital en que el gusano sale del capullo antes de convertirse en mariposa.

Los eclipses potencian lo que la energía de las Lunas Llena y Nueva activan. Pueden resultar una experiencia que transforme nuestra vida. En un eclipse como este se conectan el pasado, el presente y el futuro. Pero no tiene porqué ser inmediato, sus efectos pueden sentirse hasta 6 meses después. Lo que se está activando son las potencialidades del ciclo en el que está inmerso. El eclipse de este domingo es una continuación del segundo contacto de la conjunción Júpiter-Plutón es por ello que tenemos un panorama más bien caótico en el que las estructuras de poder deben seguir cayendo. Quizás por eso hoy se puede escuchar como en Francia ha dimitido el Gobierno en bloque, o como en Hong Kong continúan los conflictos entre ciudadanos y gobierno por la nueva ley que China ha implementado en la región que un día fuera gestionada por el Reino Unido. El 1 de Julio también Saturno regresó al signo de Capricornio donde estará unos 5 meses hasta que se mude definitivamente a Acuario en Diciembre. Por tanto, de nuevo todos los temas que tengan que ver con las élites, el poder y los gobiernos estarán expuestos a pruebas interesantes.

Al mismo tiempo es importante tener en cuenta que el mapa del cielo se completa con Mercurio Retrógrado en el inicio de su propio ciclo con el Sol. En todo cruce, en todo tránsito Mercurio aparece como guardián y guía del camino. He aquí que aparece en este momento para añadir picante a la salsa. Es probable que en los últimos 10 días te hayas visto envuelta en una vorágine de actividad con la sensación de que estabas en una carrera por finiquitar todo lo que estaba pendiente. La actividad frenética obedece a una necesidad de terminar con lo que tienes entre manos, de concluir el trabajo atrasado o de tener que atender a los asuntos que se quedaron en standby durante un tiempo. Son varias las señales que se han juntado en el camino para que nos preparemos para lo que está aún por llegar sin demasiados papeles amontonados. Si no nos despejamos de lo que está atrasado o atascado no podremos avanzar. Por eso las agitadas tareas de estos días.

RITUAL DE LUNA LLENA: este domingo tan especial es propicio para que reflexiones sobre todo aquello que te hace sentir segura, a salvo, lo que hace que tu hogar sea tu refugio, tu templo. Pon atención sobre todo lo que has estado pensando en estos días. Si descubres alguna idea nueva, algún proyecto que te hayas imaginado ánclalo. Si detectas alguna carencia, alguna necesidad desatendida cúbrela. Si percibes que algo te molesta, te pesa, te retiene o te limita ciérralo. Hasta el 12 de Julio es un buen momento para revisar tus necesidades más internas. Anota también tus sueños pueden ser más abundantes y significativos. Hay quien últimamente coincide en soñar con grandes mariposas.

En los días alrededor del eclipse las fuerzas, la vitalidad, no están en su nivel más alto lo que puede hacer que el estrés se intensifique. La productividad se mantiene pero más tareas de las que encargarnos para concluir con lo pendiente y menos energía vital para abordarlas pueden generar sensación de desajuste, menos horas de sueño y un mayor estado de alerta. Cuidate, descansa y recarga en el momento que la situación lo permita. En breve notaremos que todo se relaja un poco, aunque no durante mucho tiempo. El año aún nos traerá grandes acontecimientos. No tenemos todas las respuestas y el cuadro no está completo. La intensidad emocional es elevada. La sensación de que aún queda un largo trecho por recorrer está muy presente. Poco a poco todo cobrará más sentido y lo veremos ya que este año quedarán pocos secretos y pocas cosas debajo de la alfombra. Lo que se tenga que saber se sabrá, hay poco espacio y poco recorrido para los secretos. Tan sólo es cuestión de tiempo, de paciencia y saber esperar. De momento disfruta de todo lo que estás logrando concretar en estos días y vive el momento presente, no te desconectes, mantente en tu centro.

Solsticio y Eclipse Solar, 20-21 de Junio de 2020

Solsticio y Eclipse Solar, 20-21 de Junio de 2020

Este fin de semana entramos en el intercambio de horas de luz. Entramos en el intercambio entre el día y la noche. Entramos en un portal que nos llevará a una fase del año de energía diferente. Estamos en el Solsticio. En esta ocasión viene acompañado de un Eclipse anular de Sol. Si ya de por sí el Solsticio supone un cambio energético notable el eclipse lo intensifica. El Sol ingresa hoy en el signo de Cáncer. Mañana se une la Luna para formar la Luna Nueva acompañando a Mercurio, también en Cáncer, en su fase retrógrada hasta el 11-12 de Julio. Estamos en un momento en el que los planetas predominan en su expresión en los signos de agua y con la mitad de ellos retrógrados. Es momento de colocarnos en el cuerpo, de mirar desde dentro aunque parezca que todo ocurre fuera.

Llega el verano en el hemisferio norte donde es tiempo de regar para nutrir lo que sembramos en primavera y potenciar la cosecha de otoño. Llega el invierno en el hemisferio sur donde es tiempo de recoger y almacenar para nutrir en época de hibernación y recogimiento. En cada lugar debe aplicarse la energía que corresponde a la fase del ciclo. Hay un cambio en las horas de luz, el cuerpo lo siente, el cerebro lo entiende y el alma lo percibe.

Es posible que durante esta semana te hayas sentido con algo de sensación de despiste y desorientación y puede que con cierto cansancio. Los planetas encargados de mover nuestra fuerza de voluntad y nuestro deseo se hallan inmersos bajo unas cuantas capas de emociones. Al mismo tiempo esto se combina con un fuerte de deseo de hacer, de actuar, de llevar asuntos varios adelante. Lo que puede parecer una paradoja no es más que la intensidad interna del deseo de avanzar, de dar un paso importante hacia adelante con firmeza, con seguridad pero sin dejar que la mente se desconecte. Y aunque suene imposible es así como podríamos estar moviéndonos en estos días, con dos ritmos diferentes: el ritmo externo y el ritmo interno. A veces esto se manifiesta en una sensación de no llegar a todo, a pesar de estar haciendo mucho. O en una sensación de que todo se mueve pero nada en realidad avanza.

Ahora mismo las emociones son una parte importante del plan. Sin el corazón y sin el cuerpo la idea no prospera de la misma manera. Es por eso que puede haber un desfase entre la sensación interna y la externa, algo que se equilibra fácilmente con descanso, reposo y contacto con la naturaleza. Estemos como estemos y en el lugar que estemos la Madre Tierra sigue ahí para recordarnos el ritmo natural de las cosas. Sólo con contemplarla nos acompasamos y nos resintonizamos. Así estaremos con el pecho más abierto, los ojos más limpios y la respiración más ligera. Estaremos en el estado necesario para percibir las señales, los sueños y las sincronicidades que aumentan su valor en estos días.

Los eclipses están asociados a acontecimientos personales y colectivos importantes pero no son indicador de que algo concluyente pasará en el mismo día. En ocasiones su halo se extiende hasta seis meses después. Los eclipses de Sol son como una puerta que se abre invitando a que salgamos al camino, pero será sólo en el movimiento de avanzar cuando nos encontremos con aquello que salimos a buscar. Su importancia dependerá también del lugar que activen en nuestra carta natal, no todos los eclipses nos afectan igual a nivel individual.

A nivel planetario seguimos bajo el influjo de la Gran Conjunción del 2020. Seguimos inmersos en el cierre de ciclo Júpiter- Plutón con una conjunción exacta el 30 de Junio y el retorno de Saturno a Capricornio al día siguiente. Las protestas contra el abuso policial y el racismo se han extendido por todo el planeta, porque el sentir colectivo está por impulsar y regenerar el sistema para hacerlo más flexible y tolerante, porque nosotrxs mismxs somos más flexibles y tolerantes. El virus de la corona sigue con nosotros y ha dejado una huella que transformará el mundo, en algunos aspectos, para siempre. Y con él la muerte se hace más presente, cobra un nuevo significado para todxs. Al mismo tiempo que nos hacemos más conscientes de nuestra propia mortalidad y nos bajamos del pedestal al que nos subimos, sentimos la necesidad de cuidar mucho mejor a nuestros mayores y a los más vulnerables. Sí sí estamos ante una revisión del capitalismo. O activamos la economía y nos dejamos morir o descabalgamos nuestra euforia material para cuidarnos y protegernos. La seguridad no será, para muchos, nada parecido a lo que fue. Algunos ya estaban ahí, ¿seguro? A cada paso nos podemos llegar a dar cuenta que no hemos caminado aún lo suficiente ya que nuestra meta quizás era aún más ambiciosa de lo que imaginabamos. Y como dijo el poeta, el horizonte se mueve a medida que yo avanzo.

Eso era para él Utopía. Y para mi siguen siendo tiempos de soñar a lo grande.