LUNA LLENA EN GÉMINIS

Diciembre se intuía uno de los meses más complicados del año y ha llegado con fuerza, repleto de tránsitos astrológicos. Hasta Papa Noel y el Olentzero llegan el día 24 a lomos de la última cuadratura exacta entre Saturno y Urano, el aspecto más importante del año que viene influyendo en nuestro proceso colectivo desde 2020 y nos seguirá acompañando hasta finales de 2022.

Esta luna llena llega dos días antes del Solsticio de invierno – verano como la culminación del cierre de ciclo antes de que la luz renazca, los días crezcan y nos vayamos preparando para la nueva estación. La energía disponible es muy abundante pero no para dispersarnos ni desperdiciarla sino para enfocarla más sabiamente que nunca. Si bien esta luna llena viene de la mano de la abundancia de Júpiter hay aspectos astrológicos con riesgo de ser retos importantes. Para empezar el cansancio o la sensación de que la motivación está limitada podría ser uno de los síntomas. Como si todo se tuviera que mover más lento, más consciente, más sensible, más suave. Es un momento ideal para actuar con sabiduría, para expandirnos de alguna manera y crecer a nuevas formas de activarnos. 

Esta luna llena podría intensificar la llegada de noticias confusas, de malos entendidos. Tanto los que ostentan el poder como la opinión pública podríamos estar sometidos a una niebla distorsionadora. Es un momento en que las fronteras se diluyen, el éxito podría verse combinado con algún desastre total, como si entráramos en una montaña rusa de sensaciones. Quienes seáis más sensibles y absorbáis la energía del entorno estos no son días fáciles ya que se abren todas las compuertas y podríamos llegar a contagiarnos en extremo de todo lo que nos rodea. Por eso, quizás, tengas la necesidad de estar más en reposo, en la cueva, a cubierto. La música, la poesía, el arte podrían ser formas de expresión que nos sintonicen con todo un mundo de emociones. Algo se diluye, algo se afloja, algo quiere irse y dejarnos más limpios, más ligeras.

UN MES DE DICIEMBRE CARGADO
DE EVENTOS ASTROLÓGICOS

El mes de Diciembre, tanto desde la luna llena como desde el Solsticio, nos trae el aspecto de la conjunción entre Plutón y Venus, quienes nos recuerdan el mito de Perséfone y su secuestro hacia el inframundo. Un aspecto tan poderoso como inquietante que estará muy presente durante todo el 2022. A nivel colectivo este aspecto puede traer problemas con las finanzas, con la sexualidad, con la agricultura, en las relaciones diplomáticas… Así las últimas noticias hacen ya eco de su simbolismo. Noticias como el elevado número de suicidios en la India por la violencia doméstica o como la caída de una de las criptomonedas que se vendió como infalible. Este aspecto nos irá enfrentado a una verdad que ya no puede permanecer oculta por más tiempo poniendo de relieve temas sobre la mujer, sobre lo femenino. Y nos llevaría a perder la inocencia en algún sentido posible. Tras su secuestro, Perséfone volvió a la vida, pero ya nunca fue la misma.

Diciembre marca más cambios y giros de rueda. Júpiter se pone el traje de Piscis y los Nodos Lunares se adentran en el eje Tauro – Escorpio donde estarán los próximos 18 meses albergando los eclipses del año que viene. Vamos a empezar a conectar con temas terrenales y seremos retados para conectar con nuestro valor personal y cómo nos generamos más estabilidad en el día a día.

ATENTAS Y ATENTOS AL 30 DE DICIEMBRE

El 30 de diciembre Marte alcanza los 112º de Sagitario, es decir los grados en los que tuvo lugar el último eclipse de Sol del día 4. Cualquier evento o señal que captes ese día podría estar despertando y manifestando lo que se gestó en el eclipse. ¿En qué estaremos dispuestos a avanzar y progresar que pueda sacrificar el estatus quo? Especial atención a Estados Unidos y España, dos de los países donde el eclipse presentaba cierta significación.

EL PODER DE LO FEMENINO
Y EL DESPERTAR A LA VERDAD OCULTA

A nivel colectivo no son buenos tiempos para el poder que se quedó estancado ni para quienes quieren ocultarnos la verdad. Son varios los planetas que recorrerán los grados más activos de Capricornio durante 2020, la pandemia y todos los temas colaterales. En consecuencia, este mes podríamos despertar a una nueva dimensión de la realidad. Dejadme que os cuente una anécdota de lo que creo que es muy representativo para el futuro próximo.

Los empleados del Hermitage de San Petesburgo, el museo más importante de Rusia, han encontrado un bombón de 118 años en la manga de uno de los vestidos de la hermana del último Zar, Nicolás II. Ese bombón oculto durante tanto tiempo sale ahora a la luz y lo hace de la mano de la hermana del Zar, de la parte femenina del poder, un poder que fue ejecutado en el sótano, en la sombra, tras una revolución. Siento que en este hallazgo hay mucho del simbolismo del que hablaremos, seguro, en más en próximos encuentros. De momento, traer al presente la idea del amor y de lo femenino como complementos del poder para una nueva era.

RITUAL DE LUNA LLENA
Y SOLSTICIO

Desde hoy hasta el próximo martes 21, ambos inclusive, te propongo que te contestes a tres preguntas, que cojas un objeto que represente la respuesta o la anotes en un papel y sigas, para cada una de ellas las siguientes instrucciones:

1) ¿Qué es lo que más valor tiene de lo que he logrado en 2021?  Colocarás la respuesta a esta pregunta en tu altar personal con una vela, honrarás la idea con la que has conectado y la conservaras hasta el 31 de diciembre. Ese día te desharás de ella enterrándola en algún lugar.

2) ¿De qué me quiero deshacer aquí y ahora para que ya no esté conmigo más a partir de 2022? Colocarás la respuesta a esta pregunta en tu altar personal con otra vela, honrarás la idea con la que has conectado y la quemarás el mismo día 21 de diciembre.

3) ¿En qué quiero crecer, expandirme y dar un paso más hacia mi crecimiento material, emocional o intelectual? Colocarás la respuesta a esta pregunta en tu altar personal con otra vela, honrarás la idea con la que has conectado y la conservarás durante todo 2022.

Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarte?